Prueba BH Lynx Race EVO Carbon 9.5


Hace apenas unas semanas que se presentó la segunda y última generación de la BH Lynx Race. Un modelo, el Lynx, que cuenta ya con una larga trayectoria en la compañía afincada en Vitoria. Hay que recordar que su aparición en el mercado data, nada menos, que del año 2012.

No fue sin embargo hasta 2016, cuando se lanzó una Lynx con el apellido Race. La primera versión de Lynx considerada plenamente como bicicleta específica para XC. Una bici con 100 mm de recorrido y geometría que, por aquel entonces, ya resultaba muy vanguardista. La Lynx Race de 2016 supuso, sin lugar a dudas, todo un hito en la historia de BH que le sirvió para ubicarse en el mapa del XC internacional en lo que a bicis dobles se refiere.

Primera versión de la Lynx Race, presentada en el año 2016.

El legado de aquella primera Lynx para XC lo recoge ahora esta segunda generación que, en Solo Bici, hemos tenido la oportunidad de probar. En concreto, hemos tenido a nuestra disposición una Race EVO 9.5. Se trata del segundo modelo en precio y prestaciones, comenzando por arriba, de las 6 que conforman la gama Lynx Race EVO Carbon. Una bicicleta que cuesta 7.299 euros y que presenta un montaje de lo más equilibrado dentro de su segmento de precio.

Nueva BH Lynx Race ¿Por qué?

La Lynx Race que hemos probado trae consigo varias novedades respecto a su versión anterior de 2016. No nos vamos a extender en todas y cada una, ya lo explicamos en este artículo. Sin embargo, lo más novedoso es la remodelación de su famoso sistema Split Pivot. Ahora ha cambiado radicalmente la ubicación de su punto de pivote, pasando de pivotar en el tubo horizontal a hacerlo ahora en el del sillín. Justo por encima del eje de pedalier.

Este cambio, según BH, augura ahora a la Lynx Race un todavía mejor comportamiento de su sistema de suspensión. Quedando ahora el funcionamiento del amortiguador, más aislado si cabe, de las fuerzas que provienen tanto del pedaleo como de la frenada de la rueda trasera.

Este punto de pivote, además, utiliza un inédito sistema para girar en esta parte del cuadro. Se basa en el mismo que utilizan las direcciones ahead. Empleando por tanto rodamientos sobredimensionados (visualmente se aprecia a la perfección el gran diámetro) que van encajados sobre cazoletas alineadas por arandelas cónicas. Esto, de igual modo que ocurre con nuestras direcciones ahead, elimina el riesgo de holguras y aumenta la rigidez del conjunto.

El Split Pivot es la sena de identidad de todas las dobles de rendimiento de BH

El cableado prácticamente integrado en toda la bicicleta y una potencia que prescinde de araña, con un sistema de cuñas presionado por tres tornillos es otro de los upgrades de esta nueva Lynx y que como podéis ver en las fotos, mejora notablemente el aspecto de esta bici respecto a su antecesora. Aunque la Lynx de 2016 no estaba todavía demasiado desfasada, esta nueva versión la sitúa sin duda dentro de la cresta de la ola de las bicis de XC de última generación en cuanto a configuración, estándares y geometría.

Detalle del punto de pivote principal del basculante, sobredimensionado y con un tornillo prisionero que lo mantiene fijado.

Sensaciones Split Pivot

Aunque el sistema Split Pivot, original del gurú de las suspensiones Dave Weagle y a día de hoy propiedad ya de BH, ya nos gustaba especialmente, hemos de reconocer que en esta nueva Lynx ha sufrido una notable mejora.
Las excelencias de este sistema, tradicionalmente y en esta bici es el excelente compromiso que ofrece entre sensibilidad de la suspensión e independencia respecto al pedaleo y la frenada, por ejemplo.

Esto permite una buena tracción sobre el terreno sin tener por ello que perder la energía y la propulsión con nuestro pedaleo. Esto ya ocurría y brillaba con luz propia en la anterior Lynx, pero en esta ha alcanzado un nivel superior.

Además de por el cambio de ubicación del punto de pivote, el aumento del 30% de rigidez en este lugar del cuadro, nos referimos a una cifra oficial de la marca, confieren ahora a esta bici y por nuestras sensaciones, un tacto más firme y todavía más efectivo de la parte trasera.

La nueva Lynx Race permite abusar más tiempo de la suspensión abierta sin perder por ello velocidad en ascensiones o zonas llanas en las que pedaleas con fuerza.

Esta es sin duda una de las primeras y más destacables sensaciones que aporta esta nueva BH. Pero la rigidez de la parte trasera también contribuye a que ahora la bici sea algo más precisa en su conducción.

Ahora la parte trasera de esta Lynx se siente más firme y precisa que en su versión anterior.

En curvas y apoyos laterales la Lynx va más «por el sitio». Esto es algo que se percibe claramente si decides ponerla al límite y tomas cada curva a la máxima velocidad que te permitan tus habilidades técnicas y de conducción.

Una bici que transmite, por tanto, sensaciones de alto rendimiento, acordes con la competición de alto nivel para la que está diseñada. No olvidemos que esta será la misma bici con la que competirán en la mayoría de ocasiones los miembros del equipo BH Templo Cafés.

Cambio en la geometría, ¿se nota?

La Lynx Race presentada a las puertas de este 2021 cuenta con una geometría que no supone ninguna revolución respecto a su antecesora, pero sí que acompaña a la evolución de las bicis de XC del presente y futuro. Como no podía ser de otra manera, la bicicleta es ahora un poquito más lanzada de ángulo de dirección, pasando de 68,5 a 68º. En una configuración que ahora admite sin problemas tanto horquillas como amortiguadores de 120 mm de recorrido.

La pipa de dirección es ahora más baja y con ello la también la altura del manillar. El reach entre 1 y 2 cm más prolongado dependiendo de la talla y la potencia en talla L de tan sólo 60 mm. Con todo ello, la nueva BH Lynx Race EVO permite una posición confortable, pero efectiva al mismo tiempo, gracias a los 75,8 º del ángulo del tubo del sillín en nuestra talla L.

Sube de manera muy eficiente, como decimos, por la óptima posición respecto al eje de pedalier, pero también por la eficiencia del sistema Split Pivot y la rigidez del basculante.

Bajando, sin embargo, la bici resulta de lo más fácil de pilotar, con una potencia tan corta y un manillar de 760 mm de anchura. Además, de un sistema de suspensión que dibuja a la perfección el terreno y unos generosos neumáticos de 2,4» que otorgan un buen plus de agarre y confianza.

Los neumáticos Maxxis con balón de 2,4» contribuyen en muy buena medida en la confianza y aplomo que transmite la Lyns Race.

Es fácil controlar la bicicleta, esto hace que suban tus límites dentro del margen de seguridad, con esta bici se puede bajar muy rápido.

BH Lynx Race EVO ¿Para quién es?

El avance de la tecnología y con él, también el de las geometrías de las bicis de XC hace que estas, cada vez más, se estén abriendo a más público. Evidentemente son bicis, como esta BH Lynx Race EVO, que están orientadas a bikers cuya prioridad es el rendimiento. La eficiencia, el resultado en competición o el tiempo en sus segmentos de STRAVA favoritos.

Sin embargo, este tipo de público ya no tiene que someterse a geometrías súper exigentes, para las que era necesario ser todo un atleta. Nos referimos a hace apenas 5 años atrás, cuando para conseguir una bici rápida había que pasar por una posición extremadamente inclinada sobre el tubo horizontal y unos ángulos verticales que convertían a la bici en una máquina bastante inestable y nerviosa.

Potencia corta, 60 mm para talla L y exclusiva de BH con tapa específica para el hueco que puede ocuparse con la multillave FIT.

Hoy en día modelos como la nueva Lynx Race demuestran que se puede ir rápido sin ir muy inclinado sobre la bicicleta y se puede tener todo más bajo control. Que un buen equilibrio entre efectividad del sistema, rigidez, ligereza y geometría específica, consiguen una bici realmente rápida.

En este sentido, la Lynx Race es para todo aquel que busque una bici de XC rápida en todo tipo de terreno, pero también fácil de llevar. Que le permita afrontar las zonas más técnicas de un XC o improvisar ante dificultades en el terreno durante un maratón.

Que le ayude a trepar por zonas técnicas y al mismo tiempo, no pierda rendimiento por el hundimiento del amortiguador. Alguien convencido y con ganas de descubrir las geometrías del presente y futuro del XC.

Detalle del prolongador de la bieleta, a la altura del tramo medio del tubo del sillín.

Algunas cosas más

El precio de utilizar un sistema de suspensión articulado es que no tenemos ante nosotros la bici de XC más ligera del mercado. La Lynx Race EVO es ligeramente más pesada que algunas de sus rivales, aunque por contra, la suspensión es más efectiva, más sensible y al mismo tiempo con menos interferencias si sabes jugar bien con las presiones de aire. Tú decides.

Nos gustan detalles como el bloqueador interno de la potencia (Acros Block) que evita que ésta llegue a impactar nunca con el cuadro (75º de giro para cada lado).

También destacamos la incorporación, como ya ocurre en alguna otra marca, de una multiherramienta en la tapa de dirección (de la que no dispusimos en todo caso en nuestra unidad de pruebas). Se tata de la multiherramienta FIT, con 5 llaves allen, torx 25, tronchacadenas, bombona de CO2 y un eslabón rápido para la cadena.

Para quien le resulte importante llevar gran cantidad de líquido en marcha y no sea partidario de llevar mochila de hidratación, que tenga en cuenta que a esta BH Lynx Race EVO no se le puede instalar un segundo portabidón. El sistema Split Pivot y su configuración en esta bici lo impiden.

Por último y no por ello menos importante, es de agradecer que gracias al programa BH Unique, podamos configurar esta Lynx con hasta 32 combinaciones posibles de color. La customización es una de las tendencias de futuro en el mundo de las bicicletas de gama alta. Afortunadamente para todos nosotros BH lo ha entendido y hoy ya lo hace posible.

A favor

Efectividad y prestaciones del sistema Split Pivot

Bici rápida, pero cómoda en su posición

Fácil de llevar y controlar en descensos

En contra

No es de las más ligeras de su categoría

Ficha técnica

BH Lynx Race EVO Carbon 9.5

Cuadro: De carbono de alto módulo (HCIM) // Horquilla: FOX 32 SC Factory, 100 mm recorrido // Amortiguador: FOX DPS Evol Factory SV // Platos, bielas y pedalier: Shimano PressFit MT900 34T. bielas 175 mm // Cambio: Shimano XTR 12v// Mandos de cambio: Shimano XTR 12v // Casete: Shimano XTR 10-51T // Cadena: Shimano XTR 9100 // Frenos: Shimano XTR discos 180 mm delante / 160 mm detrás // Ruedas: BH Carbon 30 mm interno. // Cubiertas: Maxxis Rekon Race y Aspen EXO Protection 29×2.40» // Manillar: BH Evo Carbon 8 mm altura, 760 mm anchura // Potencia: Lynx Race EVO 60 mm -6º // Tija de sillín: BH Carbon 31,6 mm, 420 mm  // Sillín: Prologo Scratch M5 Nack //

Peso: 10,593 kg en talla L y sin pedales // Precio: 7.299 euros // Más información: Web oficial de BH.

 

Fotos: Jesús Andrés Fernández

 

 



Source link