¿Se te reventó la cadena en plena ruta?, aprende a repararla con estos pasos


No hay nada peor que salir a rodar tranquilos con el grupo de amigos o solos y que de un momento a otro la cadena de tu bicicleta se reviente y te deje botado a mitad de la carretera.

 

Si llevas herramientas para repararla es mucho más fácil salir del apuro cuanto antes, pero si no cargas un kit o un bolso con herramientas básicas de desvare es muy probable que te toque regresar a casa con la bici en la mano.

Queremos enseñarte a través de cinco sencillos pasos cómo reparar una cadena rota. Toma nota y aprende a hacerlo para que cuando te suceda sepas cómo solucionarlo de inmediato.

 

¿Qué accesorios y herramientas necesitas?

 

Cómo reparar la cadena de la bicicleta

En la parte izquierda puedes apreciar el famoso tronchacadenas y en la parte derecha el eslabón o cierre rápido.

 

Recomendado: Pasos básicos para lubricar correctamente la cadena de la bicicleta

 

Dentro del kit de supervivencia de cualquier ciclista aficionado no solo es necesario llevar inflador, parches o neumático extra. También es muy importante que cargues un tronchacadenas y un cierre o eslabón rápido, los cuales son las dos accesorios necesarios para reparar las cadenas rotas.

 

¿Cómo es el proceso de reparación?

 

Si vas rodando y sientes que la cadena se rompe, deberás detener la marcha, ubicarte en un lugar seguro de la carretera e identificar el eslabón que se rompió.

Cuando esto sucede es porque muy seguramente el eslabón macho terminó saliéndose del eslabón hembra, por lo cual será necesario utilizar el tronchacadenas para desmontar el eslabón roto.

 

Eslabón macho 

 

Eslabón macho

En el circulo rojo puedes apreciar como es el eslabón macho.

 

Ubica el eslabón averiado en el agujero del tronchacadenas y comienza a apretar hacia la derecha con fuerza para sacar el pasador o el pin que une al eslabón macho con el eslabón hembra.

Una vez saques el pin completo y elimines el eslabón hembra, te deben quedar dos extremos iguales; es decir, dos eslabones machos que serán los que tendrás que unir con el cierre rápido.

Antes de unir las dos puntas debes verificar que la cadena esté bien puesta sobre el plato, las roldanas y los piñones.

Para volver a unir la cadena es necesario hacerlo con poca tensión, por lo cual tendrás que bajarla del plato.

Ahora sí, debes conectar o encajar ambas partes del eslabón o cierre rápido al eslabón macho con el objetivo de que la cadena se vuelva a unir.

Con la cadena sobre el piñón pequeño vuelve a ubicarla en el plato y comienza a pedalear con el objetivo de que el cierre rápido quede asegurado para que no se vuelva a reventar.

Como puedes ver son pasos muy sencillos que puedes hacer con tan solo dos accesorios: el tronchacadenas y el eslabón rápido.

Para muchos ciclistas este procedimiento puede resultar un poco complicado y confuso así que queremos compartir contigo un video ilustrativo de nuestros amigos de GCN en español en el que Mayalen Noriega nos da pistas de cómo hacerlo correctamente.

Una vez aprendas a hacer esta operación te parecerá super sencilla.

 

¿Listo para aprender? 

 

 

 

La imagen de cabezote es cortesía de Bike55.



Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.